El otro día realizaba una serie de análisis sobre problemas económicos que pudiesen ser de gran relevancia para Querétaro, llevándome un mal sabor de boca al toparme con una noticia que hablaba sobre las comunidades indígenas de nuestro estado, porque debemos de entender que no solo en el sur del país tenemos comunidades indígenas.

Por tal razón creo que si no es que todos, al menos la mayoría los hemos visto vendiendo un sin numero de artículos a precios realmente bajos en los andadores del centro de la ciudad, pero sin embargo muchas veces poco necesarios para la mayoría; un claro ejemplo son las “marías”, como popularmente se les conoce, que en un buen día ganan alrededor de 100 pesos por sus artículos.

Pero… ¿En que me afecta a mi?… el ser humano por naturaleza esta fascinado por la desgracia ajena, se entretiene con programas como jackass y similares, donde se explota este factor, pero al caminar por el andador de noche y verlos hechos bolita en una esquina, muchas veces madres con 1 o 2 hijos, te hace realmente mirar hacia otro lado, ¿o no?, supongo que desde hay ya te empieza a afectar, las garantías individuales indican que todos tenemos derecho a tener una vivienda digna y hay quien duerme esta noche frente a la tienda del sol en corregidora bajo una sabana bordada.

Siempre e sido de la idea de que no se debe de detener el avance en una materia porque otra se esta quedando rezagada, me parece retrograda… y que de esta forma no se avanzara en nada jamas, mas sin embargo, en esta caso hago una pregunta… ¿Es correcto emplear millones para crear parques para la industria aeroespacial (Cluster Aeroespacial) mientras que, a escasos metros del palacio de gobernación, indígenas duermen en el suelo con un par de pesos en el bolsillo? y ¿Que puedo hacer yo y tu para mejorar la vida de estos seres humanos?… ¿Nos corresponde o nos lavamos las manos?.

Extracto del articulo:

Querétaro

La Jornada

Mariana Chávez

Sábado 20 de mayo de 2006

“El presidente municipal, Luis Franco Mejía, calcula que debido a la falta de empleo, 50 por ciento de la población indígena de esta demarcación (la zona indígena de Amealco de Bonfil) viaja principalmente a las ciudades de Querétaro, San Juan del Río y Tequisquiapan, a vender sus artesanías, como bordados, tejidos, muñecas y productos de alfarería, entre otros….

Es una “tradición” que familias indígenas completas emigren para trabajar una temporada y después regresen a su comunidad para laborar en actividades agrícolas. Los hombres, dice, se emplean como albañiles o chalanes, las señoras expenden sus artesanías, mientras que los niños venden dulces, chicles o periódicos, o piden dinero en las calles. A veces se ve a las señoras y sus hijos en los cruceros.”

450px-statue_eines_indios_in_queretaro_fcm.jpg

Anuncios