10cubablog550.jpg

Esta semana a sido de locos, personalmente me encuentro exhausto, con tantos trabajos, actividades y exámenes, pues simplemente no e tenido tiempo de agregar casi nada al blog… así que siendo sábado, por fin, me dedico un tiempo a ver que hay de nuevo afuera. Contrastando con esta idea, me encuentro con este articulo del International Herald Tribute, que habla de la dificultad que enfrenta un cubano para tener un blog. Uno como mexicano, dentro de un sistema capitalista de mercado liberal y que cuenta con una democracia (desencantadora.. pero democracia al fin), inicia un blog por simple ocio realmente, por querer expresar lo que te mueve dentro del internet, lo que deseas mostrarle a los demás, pero ¿qué clase de sistema establece un marco para que este mismo medio se vuelva una válvula de escape, un acto ilegal incluso, donde lo único que deseas es poder comentar como se mueve el mundo bajo la censura y una economía de mercado planificada?.

Blogging from havana, habla de una cubana llamada Yoani Sanchez, que mantiene un blog, pero a un precio extremadamente alto y arriesgando ir a la carcel incluso.

A continuación me tome la libertad de traducir una sección del artículo con mí, ya oxidado, ingles, trate de hacerlo textualmente:

“Cuando Yoani Sanches, 32, quiere actualizar su blog sobre su vida diaria en Cuba, ella se viste como turista y entra confiada en un hotel de la Habana, agradeciendo al personal en alemán.

Esto es porque cubanos como Sanchez no están autorizados para usar las conexiones a internet del hotel, que estar reservadas para turistas.

En un post reciente de “Generación Y”, Sanchez escribió acerca de la abundancia de patrullas de policía en las calles de la Habana, checando documentos y buscando en las bolsas por mercancía del mercado negro.

Ella y un manojo de otros bloggers independientes han abierto una ranura en el tenso control gubernamental que hay sobre los medios y la información para dar al resto del mundo una mirada de la vida en un estado comunista de un solo partido…

Pero una vez dentro del hotel, Sanchez tiene que escribir rápido. No porque ella tema ser atrapada, sino porque el acceso a internet es extremadamente caro. Una hora cuesta alrededor de $6 (dólares), el equivalente a una quincena del salario de una cubano promedio.

…Únicamente 200,000 cubanos de los 11 millones en la isla tienen acceso a la World Wide Web, el porcentaje mas bajo en América latina, de acuerdo a la unión internacional de telecomunicaciones.

Al cubano común (que no es académico o parte del gobierno) únicamente se le permite abrir una cuenta de correo, a la que puede entrar atreves de terminales dentro de las oficinas postales, donde ellos también pueden ver sitios cubanos, pero el acceso al resto del internet esta bloqueado…

El gobierno cubano culpa del acceso limitado al internet a las sanciones de los E.U. que prohíben a cuba engancharse de las líneas submarinas de fibra óptica que corren a solo 12 millas de su costa, una autopista de banda ancha de comunicación. En vez de ello, Cuba debe de usar carísimos enlaces satelitales para conectarse al internet atreves de países como Canadá, Chile y Brasil

Los criticos dicen que solo es un pretexto para mantener control sobre el internet…”

Pese a que este blog mantiene una frase del líder cubano en su parte superior, no comparto la ideología de una economía y sociedad intervenida a tal extremo por el estado, podría hablar de mi como una persona a favor de la moderación por parte del estado, pero basada en los principios economicos de Keynes, donde el estado no solo asesora sino que impulsa el pleno empleo, desafortunadamente como pasa con muchas doctrinas económicas y administrativas son llevadas a los extremos provocando movimientos sociales en contra de ellas; un drogadicto con una nueva sustancia al fin y al cabo.

La libertad de expresión en México es garantizada constitucionalmente en el articulo 6to. (“La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado.”), por lo cual todos debemos de sentirnos plenos y felices al poder despertarnos un sábado e indagar en mentes de todo el mundo, observar, criticar y saber que, hoy por hoy, somos privilegiados.

Anuncios